Antonio Palacios, el arquitecto que ideó un nuevo Madrid

Los edificios que Palacios diseñó en Madrid a comienzos del siglo XX transformaron una ciudad rural en una verdadera capital europea.

Antonio Palacios nació en O Porriño (Pontevedra) en 1874. Murió en Madrid 71 años más tarde, en 1945, en una sencilla y austera casa que mandó construir en El Plantío, a las fueras de la capital. La paradoja que se suscita del fallecimiento del arquitecto es interesante: morir en una vivienda modesta y discreta 30 años después de haber diseñado los monumentales edificios que transformaron una ciudad rural en el Madrid moderno que ahora conocemos.

El profesor Carlos Sambricio, Catedrático de Historia de la Arquitectura y del Urbanismo en la Escuela Técnica Superior de Madrid, define así el legado arquitectónico de Palacios: “El edificio de Correos en Cibeles, el Círculo de Bellas Artes en la calle de Alcalá, el Banco del Río de la Plata (hoy sede del Instituto Cervantes), el Hospital de Jornaleros de Maudes, en Cuatro Caminos, y tantos otros edificios emblemáticos que tienen, como podemos imaginar, una impronta más que indicativa en el Madrid actual”.

El éxito laboral de Antonio Palacios llegó relativamente pronto, cuando apenas contaba con 30 años de edad. En 1900, con 26, se titula en arquitectura. Apenas cuatro años más tarde gana el concurso para el construir el Palacio de Comunicaciones en la céntrica Plaza de Cibeles. A partir de ese momento comienza un periodo de 20 años (hasta 1926, con la construcción del Círculo de Bellas Artes) de desenfrenada creatividad.

Primeros años: un nuevo Madrid para comienzos de siglo

En 1904 el Estado convocó un concurso para la construcción de un edificio que albergara los servicios de correos y telégrafos en un solar perteneciente a los desaparecidos Jardines del Buen Retiro. El proyecto presentado por Palacios y Joaquín Otamendi, su compañero de carrera, amigo y socio durante numerosos éxitos venideros, resultó ser el ganador del certamen. Las obras comienzan en 1907 y finalizan en 1919, siendo la idea principal la de construir un inmueble que girase en torno a la diosa Cibeles. Palacios encuentra para ello una solución perfecta: adapta la gran fachada principal, construida en piedra caliza, al trazado circular de la plaza.

Palacio de Comunicaciones, actual Ayuntamiento de Madrid

Uno de los aspectos más interesantes del Palacio de Comunicaciones es su mezcla de estilos e intenciones. Por fuera, el edificio, que impresiona por su tamaño, presenta una imagen muy historicista, casi conservadora. Sin embargo por dentro el inmueble posee muchas soluciones modernas, siendo una de ellas la estructura interior compuesta de acero.

Paralelo al proyecto del Palacio de Comunicaciones se desarrolla el del Hospital de Jornaleros de Maudes (1908-1916), otra de las obras maestras del arquitecto gallego. La construcción de este hospital situado en Cuatro Caminos, entre las calles Raimundo Fernández Villaverde y Maudes, se debe a doña Dolores Romero Arano, una mujer que, viuda de un exitoso empresario de la época, decidió invertir su fortuna en encargar a Palacios una obra de carácter filantrópico: la construcción de un hospital que prestara servicios médicos dignos a la clase obrera de la zona, que por aquel entonces era abundante.

Hospital de Jornaleros de Maudes (Fuente: madridtectura.com)

Al estar ubicado en los suburbios de la ciudad, el proyecto del hospital permitió a Palacios acercarse a una arquitectura más regionalista, influida sobre todo por la rudeza de la piedra sin trabajar, unas texturas que le recuerdan a su Pontevedra natal. “Lo que, en mi opinión, caracteriza la obra de Palacios es haber nacido en Porriño, conocer desde su infancia qué significa la cantería y proyectar desde ahí, desde el material. La piedra y el uso que hizo de ella es su seña de identidad”, comenta Sambricio en relación a esta idea.

Pero la protagonista indiscutible de este edificio es, sin duda, la luz, que se desliza por los pasillos y salas interiores gracias a los amplios jardines y patios. Palacios piensa que la brisa y la calma que otorgan los jardines puede influir de forma positiva en la recuperación de los enfermos, y por ello decide situar la iglesia, en vez de en el lugar central (como era habitual), en el extremo norte, con acceso a la calle Raimundo Fernández Villaverde. De esta manera deja el hueco central despejado para un patio ajardinado que acaba por convertirse en la característica más significativa del lugar.

Una de las escaleras interiores del Hospital de Jornaleros de Maudes (Fuente: madridtectura.com)

Ambos edificios, el Palacio de Comunicaciones y Maudes, se emplean ahora para funciones distintas de las de sus inicios. El Palacio es, desde 2007 y tras un proceso de profunda remodelación, sede del Ayuntamiento de Madrid. El Hospital de Maudes fue rehabilitado a finales de los años 80 y se convirtió en sede de la Consejería de Política Territorial de la Comunidad de Madrid.

Los años del Metro y el Banco Río de la Plata

Los proyectos de Maudes y el Palacio de Comunicaciones sitúan a Antonio Palacios como uno de los arquitectos más demandados de la capital. El tándem que forma junto con su socio Joaquín Otamendi continúa dando sus frutos y Palacios no para de recibir propuestas de nuevos proyectos. “Ambos tenían el título de arquitecto. Sin embargo, Otamendi fue el hombre de negocios y Palacios el arquitecto. Otamendi supo convencer a Enrique Ochoarán, entonces responsable del banco de Vizcaya, para invertir los enormes beneficios obtenidos durante la primera Guerra Mundial en la compra de suelo en Madrid.”, relata Sambricio.

Mientras que Maudes y Comunicaciones tienden hacia la horizontalidad, el encargo que Antonio Palacios recibe en 1910, construir el Banco Español Río de la Plata (actual Instituto Cervantes), supone un cambio de rumbo hacia lo vertical. Situado entre las calles Alcalá y Barquillo, justo enfrente de su Palacio de Comunicaciones, el edificio destaca por su monumentalidad exterior, con unas fachadas que recuerdan a los templos griegos. El principal ejemplo de ello es la imponente entrada principal en forma de chaflán, que se encuentra custodiada por cuatro grandes cariátides esculpidas en piedra.

El edificio del Instituto Cervantes en la actualidad (Fuente: Comunidad de Madrid)

Poco tiempo más tarde, en 1917, Palacios recibe una oferta que le permitirá influir de nuevo en la imagen de la ciudad: comienza a trabajar para la Compañía Metropolitana Alfonso XIII, una sociedad fundada ese mismo año con el propósito de construir la primera línea de metro de la capital. Entre los miembros de esta sociedad se hallaba, entre otros, Miguel Otamendi, hermano de su amigo y socio Joaquín.

Las obras comienzan en abril de 1917. Dos años más tarde, en octubre de 1919, hace ahora precisamente 100 años, se inaugura la Línea 1 del Metro de Madrid con un recorrido que va desde Cuatro Caminos hasta Sol. Para el metro de Madrid Palacios diseñó la decoración de las estaciones, andenes y pasillos. También el logotipo, las bocas de acceso y los templetes de Sol y Gran Vía, ambos ya desaparecidos. La mayoría de los elementos proyectados por Palacios se han perdido, y tan sólo perduran el logotipo y algunas barandillas de las bocas de acceso, éstas últimas en contadas estaciones.

El templete de Gran Vía diseñado por Antonio Palacios para el Metro de Madrid (Fuente: traveler.es)

Último periodo: un arquitecto moderno

Conforme avanzaban los años el estilo arquitectónico de Palacios, influenciado en un primer momento por las ideas historicistas y modernistas, va quedándose obsoleto, anticuado. Es entonces cuando fija su atención en las tendencias vanguardistas procedentes de Estados Unidos. En 1921 se inicia la construcción de su proyecto del Círculo de Bellas Artes, situado en el número 42 de calle la Alcalá.

A Palacios le fascinaban los grandes trasatlánticos. Los veía como complejas moles donde los diferentes ambientes conviven sin estorbarse en un espacio reducido y común. El Círculo de Bellas Artes es eso, un trasatlántico, pero en altura y sin necesidad de tener que navegar por el océano. El edificio, finalizado en 1926, se distingue por su extraordinaria modernidad, con una concentración de usos que recuerda a los modelos de ciudades como Nueva York y Chicago. De este periodo son también significativos inmuebles como la Casa Comercial Palazuelo (1921), en el número 4 de la Calle Mayor, o la Casa Matesanz (1923) en la Gran Vía, ambos pioneros por ser de los primeros edificios comerciales al estilo norteamericano que se construyeron en la ciudad.

La Sala de fiestas del Círculo de Bellas Artes (Fuente: circulodebellasartes.com)

Con los años 30 se inicia su declive. Sus diseños son cada vez menos demandados y las corrientes arquitectónicas del momento están ya lejos de su forma de concebir la construcción. “Edificar en piedra supone un altísimo costo, y a comienzos de la década de los 30 se produce en España una crisis motivada, por una parte, por el crac de 1929 y, en segundo lugar, por la actitud de una burguesía que evade capitales, empobreciendo en consecuencia la economía del país”, detalla Sambricio.

Los últimos años de su vida los pasó alejado del centro, en su pequeña residencia de El Plantío. Es curioso observar cómo el tiempo avanza y la figura de Antonio Palacios va ganando con los años mayor reconocimiento, sobre todo a raíz de las efemérides que se celebran en torno a sus edificios. Las construcciones de Palacios otorgaron al centro de Madrid una nueva imagen, más monumental y moderna, la que precisamente requería la ciudad para convertirse en una auténtica metrópoli del siglo XX.

Este reportaje se publicó originalmente en la revista ‘Conocer’. La revista ‘Conocer’ es una publicación perteneciente al Grupo Social ONCE, y sólo tienen acceso a ella los socios de la ONCE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s